LUIS CARLOS LÓPEZ

Opinión: ¿Qué hacer tras el enojo por el IVA fronterizo?

Print Comments

Por Luis Carlos López  @luisbc89

Luis Carlos López Ulloa es doctor en Estudios del Desarrollo Global y profesor de Historia en la Universidad Autónoma de Baja California; es director del sitio web b1+4.com.

***

Pues nuevamente se ha impuesto una visión ajena a la frontera. Después de 12 horas de debate y discusión, en el Senado de la República, 68 votos fueron la mayoría necesaria para que se aprobara la homologación del IVA en la frontera norte y sur de México... Y a partir de enero del 2014 se aplique una tasa del 16%.

El problema de raíz es y ha sido el desconocimiento e incomprensión de las realidades entre la capital del país y su franja fronteriza. El mexicano del norte vive compitiendo económicamente frente a Estados Unidos y eso es innegable. Frente a esa realidad era necesaria voluntad política para entenderla, de la cual tanto el presidente Peña Nieto como Luis Videgaray, su secretario de Hacienda, demostraron carecer.

En todo caso, desde el centro político del país se considera que los norteños exigen un trato especial, cuando en realidad han pedido y pidieron –en esta ocasión con datos– que se entienda claramente cómo funciona una economía regional en frontera con la economía más importante del mundo.

Los ciudadanos de Baja California y de toda la franja norte seguramente responderán de la única manera que saben hacerlo: con más trabajo. Es evidente que salvo casos muy precisos (como en 1968 en Mexicali y Tijuana cuando al anularse las elecciones, la gente salió a la calle a protestar) el bajacaliforniano promedio está formado en la cultura del trabajo y el esfuerzo.

Y si no lo hemos visto en las calles protestante en gran número eso no quiere decir que esté conforme con la realidad.

¿Y LOS POLÍTICOS?

Ya se juzgó vía redes sociales a los diputados priistas de Baja California que anunciaron que votarían a favor de la homologación. Chris López, coordinador de los diputados priistas del estado, fue muy claro y contundente al señalar que apoyaban la iniciativa presidencial. A nadie debió sorprender esta actitud.

Desde el inicio de esta discusión, los senadores Ernesto Ruffo, Víctor Hermosillo y Marco Blásquez dieron la batalla y consiguieron que el secretario Videgaray atendiera en reuniones técnicas a representantes empresariales del estado. Sin embargo, se impuso una visión ya decidida. De nuevo, como dijo Ernesto Ruffo siendo gobernador de Baja California: “en la Ciudad de México me atienden pero no me entienden”.

A la hora buena, en las discusiones en la Comisión de Hacienda del Senado, el senador Blásquez se abstuvo de votar, lo cual provocó que la votación sobre la homologación del IVA se fuera al Pleno del Senado, con los resultados que ahora conocemos. Bien deberá dar una explicación de su comportamiento en el momento crucial de la decisión.

Los senadores Ruffo y Hermosillo se mantuvieron en su postura, y sus exposiciones manifestaron una visión muy sencilla de la economía fronteriza: dejaron en claro los efectos del aumento de impuestos.

La gran pregunta aquí es cómo responderá el nuevo gobierno de Baja California que encabezará el Francisco “Kiko” Vega de Lamadrid a partir del próximo 1 de noviembre. ¿Se comportará como un gobernador más alineándose o acaso tomará la batuta y encabezará la lucha permanente de los bajacalifornianos por un trato fiscal justo y equitativo? 

¿Y LOS EMPRESARIOS? ¿Y LA SOCIEDAD?

Un fenómeno particular surgido en esta coyuntura fue la manifestación del descontento social mediante las redes sociales. Muchos quizá hubiéramos preferido ver en las calles la presión social de forma más intensa, sin embargo, siendo las redes sociales un espacio público, nadie en su sano juicio debe menospreciar más de 125,000 “likes” en un fan page; más aún cuando muchos de los que han participado han manifestado no sólo su descontento con la homologación, sino que han comentado muchas ideas: algunos incluso han sugerido que Baja California debe buscar independizarse de México.

A los habitantes y ciudadanos de Baja California nos queda mucho trecho, y debemos obtener muchas lecciones de estos sucesos. Entre otros, tenemos que aprender a hacernos respetar por aquellos a quienes les dimos una representación en las urnas.

¿Cómo? Pues para empezar debemos aplicarle una sanción moral a quienes traicionan nuestra confianza.  Y no sólo de palabra, sino de hechos, envíele correos a su representante, déjele un post en Twitter o Facebook, vaya a su oficina de gestión y exija, exija, exija rendición de cuentas y transparencia. Y si se lo encuentra en la calle, abórdelo y muy firmemente hágale saber su malestar.

A los empresarios les toca redoblar el esfuerzo en un entorno económico complicado. Les tocará dar nuevamente la batalla para mantener sus empresas a flote, y tratar de disminuir el impacto. Y, como siempre ha sido, entre todos tocará dar la batalla ante la economía del país más poderoso del mundo y ante un país con una clase política de mentalidad tercermundista y que aún cree en la intervención estatal en la economía. Difícil escenario.

***

Las opiniones de los colaboradores y los usuarios de ADNPolítico.com no representan el punto de vista de este sitio ni el de Grupo Expansión.

Por favor déjanos tu comentario
Notice: Undefined variable: temp in /data01/www/html/politix/origin/plx1_secciones_sidebar.class.php on line 23