INSTITUCIONES

Woldenberg desestima los beneficios de crear un 'Súper IFE'

Print Comments

Por José Roberto Cisneros Duarte  @ADNPolitico
   0 Comentarios

El exconsejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE) José Woldenberg desestimó las supuestas ventajas de tener una autoridad nacional en la materia que organice todos los comicios.

El también académico indicó que no está claro que se vaya a conseguir lo que llamó "un ahorro espectacular" de recursos, al ejemplificar que el IFE requerirá multiplicar su estructura y burocracia en las entidades para tener presencia en todos los distritos locales.

"No está claro que en un primer momento, al disolver los institutos locales y darle esta función de organizar las elecciones locales al IFE vayamos a tener ahorros muy considerables", dijo en entrevista.

Woldenberg consideró que desaparecer a los institutos estatales electorales tampoco es la solución para su falta de autonomía respecto de los gobernantes locales.

"Además de que creo que es una versión muy simplificada que mete en un mismo saco a realidades muy distintas, si realmente es así, ¿la mejor receta es desaparecerlos? ¿Si de lo que adolecen es de falta de autonomía, la receta no debería ser vamos a fortalecer la autonomía de esos institutos? (...) ¿No estaremos dando una receta a un diagnóstico de manera excedida?", cuestionó.

El especialista, consejero electoral de 1994 a 2003, se pronunció por fortalecer a los institutos estatales electorales a través de medidas como establecer un "piso" en la Constitución para la duración de los encargos de los consejeros, así como revisar la manera en la que son electos.

El Pacto por México -firmado por el presidente Enrique Peña Nieto y las dirigencias nacionales del PAN, PRD y PRI el 2 de diciembre del 2012- contempla en su compromiso número 90 "crear una autoridad electoral de carácter nacional y una legislación única, que se encargue tanto de las elecciones federales, como de las estatales y municipales". Además, el PAN presentó en mayo ante el Congreso de la Unión una iniciativa en este sentido, para crear el Instituto Nacional Electoral (INE).

CANDIDATURAS... ¿INDEPENDIENTES?

José Woldenberg, doctor en Ciencia Política por la UNAM y profesor en esa misma casa de estudios, cuestionó que las candidaturas independientes vayan a ofrecer alguna diferencia importante respecto del actual sistema de partidos, por lo que alertó que las expectativas sobre esta figura de participación son "excedidas".

El académico explicó que estas figuras de participación para acceder a cargos de elección popular atraerán a ciudadanos interesados a hacer política, quienes finalmente tendrán que construir una organización, una red de relaciones, una identidad una visión y una plataforma de acción, a lo cual -señaló- "en español se le llama partido".

"Los candidatos independientes no son más que partidos, partiditos o partidotes que no se atreven a decir su nombre (...) ¿Quiénes participarán en ellas? Pues ciudadanos que quieren hacer política, y en ese sentido se darán cuenta de que para hacer política hay que tener una mínima organización, y que normalmente a esa organización se le llama partido", abundó.

La reforma política publicada en 2012 prevé las candidaturas ciudadanas, pero aún están pendientes las leyes reglamentarias en la materia. El Senado aprobó que aspirantes independientes puedan competir por el cargo de gobernador, lo cual aún debe ser avalado por la Cámara de Diputados.

ERROR, BLOQUEAR NUEVOS PARTIDOS

El expresidente del IFE lamentó que las reformas político-electorales han ido endureciendo los requisitos para formar nuevos partidos.

"Ése ha sido un error de las legislaturas. En las últimas reformas, se ha venido cerrando la puerta de ingreso a nuevos partidos políticos, lo cual a mí me parece un despropósito", aseveró.

El experto puso como ejemplo que previo a la reforma de 2007, cada 3 años se podía solicitar el registro de nuevos partidos, pero la modificación cambió el plazo a cada 6 años, con lo cual si actualmente alguna organización buscara conformar un nuevo instituto político, podría concretarlo hasta 2021. Además, los requisitos para conseguirlo -en cuanto a número de asambleas y afiliados- se han duplicado.

El PAN ha planteado, como parte de la ley de partidos, aumentar los requisitos para que un instituto político conserve el registro, elevando del 2% al 4% el porcentaje mínimo de votos que debe obtener en una elección.

MÉXICO: LA DIFÍCIL DEMOCRACIA

Woldenberg publicó recientemente su libro "México: La difícil democracia", en el cual aborda los retos que el país enfrenta para consolidar su sistema político.

El autor comentó que el país logró construir una "germinal democracia", pero aún enfrenta problemas y obstáculos "mucho muy graves".

"Debemos reconocer que como país fuimos capaces de desmontar un sistema autoritario y construir una germinal democracia, la misma que para su consolidación requiere que se atiendan no solamente problemas estrictamente políticos, sino del contexto en el que se reproducen las relaciones democráticas en nuestro país", aseveró.

El académico detalló que actualmente México vive condiciones de desempleo, informalidad y migración que constituyen un "caldo de cultivo económico" que impide el pleno ejercicio de los derechos políticos.

"México es un país con una desigualdad bárbara, y eso por supuesto influye y gravita sobre las posibilidades de una reproducción armónica de la democracia", añadió.

Síguenos en twitter y facebook

Por favor déjanos tu comentario