CONGRESO

Alonso Lujambio: 'estoy contento por estar vivo'

Print Comments

Por Tania L. Montalvo  @tanlmont

Después de 9 meses de la confirmación del cáncer de médula de Alonso Lujambio, el exsecretario de Educación, reapareció para tomar posesión como senador de la República.

En silla de ruedas y con un parche en el ojo derecho, el panista explicó que no ha vencido al cáncer pero que pese a todo, está preparado para el trabajo legislativo.

"El cáncer no ha sido vencido, la verdad es que hemos avanzado mucho en su derrota, he recibido apoyo del presidente y de mi líder parlamentario. Espero que en los próximos meses podamos cantar victoria porque todavía no lo logramos.

"Estoy muy contento por cómo va esta lucha contra este cáncer que es tan agresivo y persistente", dijo el senador plurinominal.

Lujambio llegó a la sede del Senado rodeado de otros legisladores electos panistas como Ernesto Cordero, líder parlamentario, y Javier Lozano.

Explicó que actualmente un problema en el sistema nervioso central provoca que vea doble y que para mejorar esto, debe usar un parche.

"Yo veo doble y la única manera de no ver doble es usar un parche. No es que estén mal mis ojos, es un problema de coordinación. Usaré parche en cuanto ese problema de coordinación exista por un efecto del sistema nervioso central", explicó.

En noviembre pasado, el Gobierno Federal confirmó que Lujambio tenía cáncer, meses después renunció al cargo de titular en la Secretaria de Educación Pública e inició tratamiento en una clínica de Estados Unidos. 

‘TE CAMBIA LA VISIÓN DE LA VIDA’

En entrevista radiofónica con Joaquín López Dóriga, Alfonso Lujambio aseguró estar contento por estar vivo y por regresar a México.

“Alguien dijo que yo iba a vivir tres meses con esta enfermedad (cáncer de médula); doy gracias a mis hijos, a doctores, por supuesto a Dios, que no haya muerto en ese plazo, y voy a seguir luchando”, aseveró vía telefónica.

El senador panista reconoció que las quimioterapias que le realizaron durante 8 meses en Estados Unidos no han logrado terminar con su enfermedad.

“No hemos logrado que las quimioterapias tengan un efecto permanente, yo estoy contento porque estoy vivo”, dijo.

Lujambio reconoció que actualmente ve la vida de otro modo. “Empezando con el acercamiento con la muerte, te cambia radicalmente la visión de la vida, he podido reflexionar y hablar con mis hijos, es muy difícil pero muy productivo (…) he cambiado ahora voy con más tranquilidad, sin urgencia loca, que afecta ser menos eficaz”.

“Ese cáncer me ha hecho reflexionar, no puedes tener prisa con el cáncer, el efecto que te va a causar es lento, he aprendido a adquirir paciencia”, admitió.

En la entrevista comentó que las quimioterapias han sido exitosas, aunque a los días vuelven a aparecer las células cancerosas.

“La parte que más me ha dolido de todo este proceso ha sido la invasión de las células cancerosas. Ahora tengo vista doble, yo veo dos veces, si voy a tu estudio veo Dos Joaquines”, expresó el panista.

Añadió que su enfermedad lo lleva a un círculo vicioso, pues las células cancerosas vuelven a reproducirse; sin embargo la situación lo ha ayudado a ser más optimista, y ejemplificó su lucha contra la enfermedad con una pelea de box.

“Es un cáncer. Lo haces pedazos, lo dejas muerto y después viene el otro round y se levanta con fuerza endemoniada. Le doy una tranquiza y después se levanta como si nada, parece caricatura, y es un poco lo que sucede con este cáncer, que con unos químicos matas muchas células cancerosas, y en 8 días están otra vez ahí.

“(lo que queda es) Tener paciencia y seguir luchando arduamente en la compañía de tu esposa y tus hijos, son los que me dan la energía para seguir”, compartió.

A pregunta expresa de López Dóriga de si ya había visto al presidente Felipe Calderón,  Lujambio comentó que la tarde de este martes, cuando llegó al país, “recibí un pequeño mensaje de Calderón, pero no lo he visto”.

Sobre la ovación que recibió de sus compañeros en la Cámara de Senadores, durante la Sesión Constitutiva, el panista se dijo agradecido.

“Creo que han sido muy generosos mis compañeros senadores, no sólo en el partido, sino de todos los partidos, generosos porque perciben que hay un problema, más allá de las diferencias políticas, agradezco de todas maneras ese gesto inolvidable”, mencionó.

“Estoy contento de estar en mi país, madre de mi vida, lo que es pisar tierra mexicana, una felicidad total”, concluyó el exsecretario de Educación Pública.

Por favor déjanos tu comentario